Clínica veterinaria

Cuidamos de tu mejor amigo

LAS UÑAS DE TU GATO

Las uñas de tu gato le sirven para  rascarse, para jugar y para agarrar a sus presas. Son sus anclajes para  estirarse, sus armas para defenderse y su medio para  burlar a sus adversarios mediante escalada en  pared vertical.  No es de extrañar que  quiera mantener este regalo de la Naturaleza en perfecto estado, y para ello,  tiene que cuidarlas a diario.

Dentro  de las actividades normales que el gato realiza para delimitar su territorio  está el rascado de superficies verticales. Cuando se estresa, también  utiliza el rascado como medio de liberar su  ansiedad. Por tanto al eliminar las uñas le privamos de un relajante natural  además de impedirle caminar correctamente, ya que los ángulos de las  articulaciones se modifican.

El  marcaje mediante rascado forma parte del comportamiento normal del gato, lo  que debería ser conocido y aceptado por el  propietario, a ser posible antes de que el gato entre a formar parte de la  familia.

Los rascadores son la principal herramienta para conseguir que el sofá no salga  dañado.

Cortar  las uñas desde pequeños a los gatitos les acostumbra a la manipulación de las  patas, lo que reduce en gran manera el estrés cuando se realiza siendo adultos.
La  oniquectomía se considera una mutilación, ya que extirpa nada menos que 10  falanges. Es un proceso quirúrgico muy doloroso, en el que se espera que se  presenten complicaciones en más del 50% de los casos

Los  gatos que se han sometido a desungulación deben ser mantenidos como gatos de  interior durante el resto de sus vidas.   Si tienen acceso al exterior, debe ser en entorno controlado y protegido  para evitar peleas con otros animales, ya que se encontrarán siempre en  inferioridad de condiciones frente a ellos.

ELECCIÓN DE UN RASCADOR

Existen muchos modelos de rascadores en el mercado pero hay que tener en cuenta varias cosas a la hora de su elección.

-debemos observar las preferencias de rascado de nuestro gatos, en vertical o en horizontal

-los rascadores deben tener una altura mínima de 70 cm para que el gato pueda estirarse completamente

-deben tener una base firme o deben poder anclarse para que no se tambaleen y puedan caer sobre el gato ya que le asustara y no lo usará

-deben colocarse en un lugar adecuado, de nada sirve el mejor rascador del mundo si se coloca en una zona donde el gato no pasa tiempo.

Son buenos lugares cerca de una ventana para cotillear o cerca de su zona de descanso como podría ser el sofá.

-se puede frotar en ellos hierba gatera o catnip para estimularlos a usarlos.